2017, el año de los cambios

He echado muchísimo de menos esto, escribir en el blog. Hace dos meses que no actualizo, una barbaridad. Solo habíamos estado tan calladitos cuando tuvimos problemas técnicos. Esta vez, ha sido culpa de un cúmulo de cosas mucho más humanas. La más humana y maravillosa de todas, mi embarazo. Hace unos días anuncié en redes la buena nueva, el 2017 me convertirá en mamá. El cambio más importante de mi vida.Y lejos de una idílica dulce espera, el primer trimestre (y parte del segundo) me ha dejado fuera de combate. Lo digo como lo siento: ha sido durísimo. Me he encontrado enferma durante más de dos meses ininterrumpidos. Todo empezó rondando la sexta semana y aún seguimos, a días, cayendo en las garras de la taza del water. Mi lugar predilecto durante todo este tiempo ya que no he dejado de vomitar. Y si solo hubiera vomitado en la intimidad de un water… pero no. Este pollito mío es algo exhibicionista y le van los supermecados, plazas, papeleras de medio pueblo y motores en marcha. ¡Muy divertido todo!

El caso es que me vi en plena campaña de fotos navideñas con los peques y de esta guisa. Las pocas fuerzas que he tenido las he invertido en las sesiones, la edición y el envío las fotos de mis chiquis. Una campaña espectacular a nivel de afluencia, muy dinámica y donde las ocurrencias de tanto bombón me han ayudado a cambiar un poco el chip, podríamos decir que me ha servido de terapia. Así que gracias a todas y cada una de esas 50 familias geniales que han pasado por aquí. Me habéis salvado el ánimo, ha sido un disfrute auténtico.

Y aclarado el motivo de mi prolongado silencio, suelto el bombazo. La vida es cuca toma nuevos rumbos. Después de una reflexión serena, sincera y con vistas al futuro, la persiana de nuestra tienda bonita se cerrará el próximo 31 de enero. Pero que no cunda el pánico, a la vez abriremos la ventana de nuestra tienda online. Un espacio aún más cuco si cabe, con un sinfín de novedades nacidas de nuestras cabecitas ya que estamos desarrollando La vida es cuca como marca. Primero fueron las camisetas, postales, láminas, calendarios… Ahora, ahora lo vamos a petar con un montón de cucadas espectaculares.

Y, ¿qué pasa con las bodas y eventos? Ese es otro de los motivos que han provocado este cambio. La organización y decoración de bodas es lo que realmente me da la vida. La parte más creativa de mi trabajo, la que más disfruto, al que me emociona y me pone el vello de punta. Y por eso, quiero dedicarle mucho más tiempo y cariño. Así que a partir de ahora, va a ser nuestra actividad principal, el motor de nuestro día a día.Foto Serafín Castillo

Con las fotos pasa más de lo mismo. Vamos a seguir a tope con las sesiones: de embarazo, de familia, newborn, corporativas, etc. y cuando empecemos a despedir el verano, volveremos a la carga con las fotos de Navidad. Después de 3 años y medio haciendo malabares para llegar a todo y con lo que un comercio físico, cara al público, conlleva, nos vamos a centrar en lo que más disfrutamos. Nuestra tienda online, nuestras bodas y eventos y las fotos con alma.

Es un cambio que hace tiempo ronda mi cabecita loca. Y la llegada de mi niñ@ ha precipitado todo. No quiero criar a mi hijo o hija en una trastienda. No quiero traspasar la baja de maternidad a mi marido, quiero disfrutarla yo, quiero vivir sus primeros meses como toca. Es un momento único en la vida, es un suspiro y no me lo voy a perder por nada del mundo. Así que vamos a seguir trabajando a tope pero con miras a tener una actividad más conciliadora, donde quepa mi nuevo rol de mamá. Una mamá sin remordimientos.

Uuuf, qué a gusto me he quedado. Tenía ganas de comunicarlo. Porque sois la parte más importante de este proyecto. Sin vosotros, nada de esto sería posible. Espero con toda la ilusión que me sigáis en esta nueva aventura. No estoy triste, sé que es un cambio para mejor. Es lo que me sale del corazón y siempre que lo he seguido, me ha ido bien. Ah! Y dejo otro anuncio sustancioso para el final, por eso de quitar algún mal sabor de boda. A partir del lunes 9 de enero TODA la tienda entrará en modo liquidación (hasta agotar existencias). Lo que se traduce en unas rebazajas de escándalo. Vamos a despedirnos a lo grande así que os espero a todos. No solo para que os llevéis más gangas que en el Corte Inglés, también para que nos abracemos con un “hasta luego”. Porque “adiós” no os decimos ¡ni locos!

Un comentario en “2017, el año de los cambios”

  1. La idea me parece estupenda mi querida “Cuca”, me pasaré a darte un abrazo enorme y seguiremos evidentemente maravillándonos de tus “cucadas”
    Marta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *