Nacimos del fango

Todo esto empezó con un despido puñetero. Un “hasta siempre” inesperado. Un portazo en los morros de esos que hacen temblar tu vida entera. Ese portazo dolió pero del fango nació una determinación y casi casi, una filosofía de vida: sacar el lado cuco de las cosas. Porque siempre está.

La vida es cuca empezó entonces con este blog. Quería seguir escribiendo, necesitaba seguir contando mis películas a quien quisiera leerlas. Post a post, cogimos carrerilla y empezaron a surgir los primeros trabajos. Sesiones de fotos, decoración de bodas, y un buen día, de esos de puro calor, decidimos pegarnos el gran chapuzón: abrir la tienda/estudio más recuca del mundo. Un espacio en el que mostrar en vivo y en directo nuestra forma de ser, nuestro estilo.

En enero de 2017 cerramos la persiana de nuestra tienda para abrir una nueva ventana. Una ventana más luminosa, grande y que deja entrar aire fresco, aire puro. La futura tienda online de La vida es cuca está en construcción y dentro de muy poquito llegará para conquistar vuestras pantallas.

La evolución de estos cuatro años también nos ha llevado a darnos cuenta de que lo que más disfrutamos son las bodas. El que nos dejen participar en un día tan soñado y esperado es un honor que nos maravilla. Y no solo es una cuestión de preferencias, va mucho más allá. Es lo que nos hace vibrar, lo que nos emociona. Nunca había sentido algo así trabajando. Y cuando tocas la tecla, cuando bailas con la música casi sin darte cuenta, sabes que esa es la canción que quieres que suene en bucle todos los días de tu vida.

No siento que haya dejado atrás mi profesión periodística, tampoco creo que haya perdido nada con esta gran aventura. Todo lo contrario. Sigo escribiendo, imagino y creo lo que me gustaría que fuera el regalo perfecto, me cuelo en el día más importante de mis novios cucos. ¿Qué más puedo pedir?

Definitivamente, creo que lo estamos consiguiendo. La vida es mucho más cuca de lo que era.

10 comentarios en “Nacimos del fango”

  1. “Me alegrasteis la tarde”
    Este último sábado, después de haber dejado a mi hija en el cine , me encontraba paseando por castelldefels sin rumbo fijo, hasta que llegara la hora de recoger a, mi hija. Se me estaba haciendo eterna y un poco aburrida la tarde, pero por casualidad , encontré esta magnifica tienda, que nada más verla desde fuera, me sentí atraída a entrar, dentro me atendió Rocio, simpática, agradable y muy profesional.
    Al final llegue tarde a recoger a mi hija, pero me mereció la pena, gracias por conseguir que al final pasara un ratito agradable, “Me alegrasteis la tarde”.
    Saludos desde “Begues”….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *