Taller cuello de lana

Mi relación con la trastienda es difícil. Cuando me puse a buscar local (hace ya más de dos años) y la vi, caí rendida. Me imaginé impartiendo talleres, ordenando estanterías infinitas a rebosar de cucadas, construyendo un refugio un poco más privado pero con el mismo encanto que la cara visible de La vida es cuca. Encanto tuvo y sigue teniendo. Lo que no es nada encantador es entrar en la leonera cuando tienes 4 bodas al mes, material recién aterrizado por colocar, cajas por reciclar, retales de telas por todas partes, muebles, sillas, virutas de madera tras el último invento handmade, el tupper de la fruta, la bolsa de pilates, papeles y más papeles (se reproducen, tengo pruebas fehacientes)… Vamos, que me cuesta mantenerla “decente”. Me cuesta porque soy un poco desastre. Un poco tirando a mucho. Pero voy a sacarle brillo señoras porque el próximo 7 de noviembre vuelven los talleres a la trastienda. Y vuelven por la puerta grande: con el taller de cuello de lana.cuello-de-lana-taller-lavidaescuca Continúa leyendo Taller cuello de lana

Taller de cortos con los chavales de Castelldefels

Esta semana está siendo de locos. Estamos a tope de trabajo y con un montón de proyectos a puntito de ver la luz. Estamos impacientes por contaros todas las novedades, pero habrá que esperar un poco más… solo un poquito 😉

Mientras tanto, hoy os queremos presentar una nueva faceta de La vida es cuca. Hace unos meses, nos propusieron una colaboración muy especial, dirigir un taller de cortos para los chavales de Castelldefels dentro de la iniciativa Activa la Nit. La idea de ofrecer una alternativa al ocio nocturno de la ciudad nos pareció brillante, así que no dudamos ni un segundo en aceptar un proyecto tan enriquecedor.

activa la nit castelldefels

Los jóvenes participantes del taller de cortos se presentaron a la cita puntuales y con ganas de ponerse a trabajar. Tras una lluvia de ideas donde no faltaron las risas, definieron el argumento principal y repartieron los papeles. Al día siguiente tocaba convertir todo lo hablado en realidad, así que nos despedimos temprano para descansar e interiorizar los diferentes roles que cada uno iba a desarrollar. Por fin, llegó la hora de la verdad…

Luces, cámara y ¡acción!

El rodaje fue todo un éxito. Los chavales lo hicieron increíblemente bien. ¡Estamos muy muy orgullosas de nuestros alumnos! Así que sin más dilación, es un enorme placer  presentar el resultado final. Cojan su bol de palomitas… Con todos ustedes: “Atrapada”.