Vídeo de boda

Faltan solo 5 meses para nuestra boda. El tiempo vuela que se las pela. Dedicándome a lo que me dedico, tenía bien clarito que quería invertir en un buen fotógrafo (no nos hemos quedado con uno bueno, sino con el mejor) y en un vídeo precioso con el que aburrir a todo ser viviente (lo siento, amigos y familia, no os vais a librar de la proyección en bucle).Fotografo+de+bodas+Serafin+Castillo la vida es cuca

Foto: Serafín Castillo

Se pueden prescindir de muchas cosas el día de tu boda, pero a las fotos y el vídeo hay que darle toda la importancia del mundo. El día pasa tan deprisa, estás tan eufórico/nervioso/emocionado/exultante que es imposible que te quedes con todos los detalles de esas horas. IMPOSIBLE. Y como asimilar todo lo bonito que vivirás es demasié para el body, invertir en estas dos partidas es la clave para rememorar vuestro día una y otra vez, forever and ever. Muchas parejas piensas que con las fotos basta. Y nada más lejos de la realidad. Fotos y vídeo no son sustitutos, se complementan, pero cada uno aporta y transmite a su manera. Cada vez que coincido con una amiga que prescindió del vídeo y ahora se tira de los pelos, se me rompe el alma. Soy pesada, pero quitar de otras partidas si no os llega, menos flores, una tarta más sencilla, una invitación más normalita. Pero no renunciéis a revivir el día más bonito de vuestras vidas.mireia cordomi boho wedding la vida es cuca

Foto: Mireia Condomi

Después del sermón (me pongo pesada, sorry, lo hago por vosotros), hoy os cuento cómo escogimos a los chicos que nos harán el vídeo de nuestra boda. Antes de empezar a recibir presupuestos, nos sentamos, calculadora en mano, y decidimos qué cantidad podíamos invertir en el vídeo. Es un paso frío pero necesario. Ser consciente de todas las partidas de vuestro presupuesto os ahorrará mil marrones, desilusiones y frustraciones gratuitas. Con la cifra en mente, empezamos la búsqueda. Conocía a varios profesionales que nos cuadraban por el estilo, pero o bien se escapaban por precio o tenían nuestro día reservado. Así que no tuvimos más remedio que salir de caza. La búsqueda a ciegas de nuevos proveedores fue un poco desesperante. Nos chupamos vídeos y más vídeos y a cada cual nos parecía más raro. Planos complicadísimos pero sin sentido, músicas dudosas, flashbacks incomprensibles. Y ojo, hay gustos para todo. Pero nosotros no pedíamos más que una película de nuestro día, sencilla, bonita, sin complicaciones, como un recuerdo de todo lo que vivamos, sin artificios. Y nos costó. Confieso que justo cuando estaba a punto de rendirme, apareció. Además de una forma muy curiosa. Vi en Instagram la foto de una novia boho que me cautivó (la imagen de arriba). A raíz de la etiqueta de la novia y con gusanillo de ver más imágenes de ese loockazo, acabé en el perfil de la protagonista. Más fotos de su día y cada vez me gustaba más todo, pedazo de boda bonita y currada. En una de esas imágenes, la novia agradecía a todos los proveedores con los que habían contado su trabajo. Y así, acabé conociendo a los chicos de UCA Films. Justo lo que queríamos, dentro de nuestro presupuesto, fecha disponible. ¡Sí, queremos!

Anna & Dani from UCAfilms on Vimeo

Estamos deseando disfrutar del trabajo de Uri y Carla. No puedo imaginar la de veces que vamos a poner el vídeo. ¡Qué ilusión! Además, se curran un formato que me parece lo más, un vídeo editado específicamente para ser mandado por Whatsapp. ¡Una pasada! (no se nota apenas que estoy impaciente, ¿verdad?)

Un comentario en “Vídeo de boda”

  1. Bueno… Lo has conseguido: ya me he emocionado con el vídeo!!! Y eso que no eres tú… Ufff… Pañuelitos, no me vais a caber en el bolso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *